La comunicación externa no convencional según Agustín Correa

Llívia Deosdad, estudiante de Publicidad y RRPP de la UAOCEU, ha entrevistado a Agustín Correa, especialista en Comunicación Externa no Convencional, quien impartirá clases en la asignatura de Técnicas Below The Line (BTL). Correa, un profesional de largo recorrido, multidisciplinar y emprendedor, aportará conocimientos innovadores y hará a sus estudiantes crear campañas transmedia desde la pasión por la comunicación.

Un breve resumen de tu trayectoria:

Agustín Correa se graduó como Publicitario en el año 2007. Desde ese instante inició varios proyectos de emprendimiento  en Chile, siendo Surface su primer proyecto.  A principios 2011, ya existían las redes sociales como Twitter y plataformas como YouTube comenzaban a estar en auge, así que decidió crear un canal de TV Online independiente, donde todo contenido lo generaban su equipo y él.  Tras más de 10 años de experiencia en diferentes roles en la profesión y en diferentes start-ups, decidió embarcarse en una nueva aventura en Barcelona, realizo un MBA en la EAE Business School, empezar nuevos proyectos de emprendimiento y plasmar todos esos conocimientos y experiencias en la docencia.

Agustín Correa impartirá clases en la asignatura de Técnicas BTL

Agustín, ¿Qué es lo que te atrajo de la publicidad?

Esta atracción empezó hace 20 años.  Siempre quise estudiar teatro, en mi familia todos tienen trabajos tradicionales. Así que empecé Derecho. Y no entiendo muy bien por qué lo hice. Estudié dos años, sabiendo que jamás ejercería como abogado. Hasta que un día vi un cartel de una empresa de telecomunicaciones. Con un eslogan, que rezaba algo así como ‘vivir la nueva era comunicacional’. Y es gracioso porque en ese momento solo había móviles y poca cosa más. A partir de eso me empecé a cuestionar el tema de las comunicaciones. Dejé el grado de Derecho, y empecé Publicidad.

Me enamoré de este mundo. Es cuando decidí comunicar a todos que emprendería un nuevo rumbo. Hoy en día puedo decir más que publicista me siento comunicador.

¿Cómo describirías el mundo de la comunicación actualmente? Teniendo en cuenta la digitalización, los nuevos medios, la transmedialidad…

Considero que estamos viviendo un nuevo paradigma sociocultural, la cuarta revolución industrial. El Big Data, el centro de este movimiento, al final solo son números. La verdadera revolución comunicacional está en el ámbito personal y profesional. Hoy en día hasta para felicitar a un amigo que está en la otra parte del mundo por su cumpleaños, es fácil, rápido y gratuito. Y laboralmente puedes incluso trabajar desde casa. El mundo está en nuestras manos. Con un móvil puedes comprar, viajar, trabajar y, sobre todo, comunicar. Hablemos de revolución comunicacional. Porque el data por sí solo no funciona.

¿Cuál dirías que es el ADN de la asignatura donde impartes clases?

Originalidad. Es el mayor valor que tiene la asignatura de BTL. Hace doce años, también la tuve en la universidad y la recuerdo que era un nuevo concepto, que venía a romper todos los esquemas. Pero esas técnicas hoy están obsoletas. Solo eran eventos o Relaciones Públicas, hoy tiene que tener un valor de comunicación 360º.

¿Tiene límites la creatividad?

No, no tiene límites. Está en todas las personas y disciplinas. Tiene que estar presente en un abogado frente a un juez, un chef al cocinar, en todas las áreas. Todas las personas estamos llamadas a ser creativos. Al fin y al cabo, la creatividad lo que provoca o consigue son soluciones a los problemas. La vida está llena de obstáculos y todos tenemos la obligación de encontrar nuevos caminos o formas de afrontarla. Ojalá todas las personas entendieran la creatividad como algo propio y no como algo de publicitarios.

Una persona que se dedique a la comunicación, ¿Qué requisitos tiene que tener?

Pasión. Las personas pueden tener muchos estudios, pero el sentimiento va por encima del conocimiento. Además añadiría valores como observación y sentido crítico constructivo. También me gusta decir que los publicitarios tenemos la obligación de ser emprendedores. Pues este concepto no se refiere únicamente a aquel que crea una empresa o un anuncio que rompe esquemas. Es aquel que por sí solo y por sus medios da un paso más allá y llega a su fin. El emprendedor está en la empresa, en la universidad, en la calle… Es actitud. Exijo a mis alumnos que busquen ser emprendedores y salir por sus propios medios para llegar a sus fines.

Finalmente algún consejo para los alumnos que están en pleno aprendizaje del sector.

Tres consejos. Primero que no se obsesionen en las calificaciones. El talento no se sustenta en calificación, importa el esfuerzo, la dedicación, el aprendizaje.

Segundo disfrutar día a día de la Universidad. Es un lugar propicio para aprender, equivocarse, jugar, experimentar… Cuando te encargan un proyecto, piensas mucho en el pensamiento del profesor. Es un proceso erróneo: lo importante es desarrollar la idea y no obstaculizar la creatividad. La universidad te da la oportunidad de crear grandes cosas, grandes locuras.

Y finalmente que se esfuercen en ser buenas personas día a día. Un buen profesional debe esforzarse, si eres buena persona las cosas salen bien. No hablo solo de ser caritativo. Es realmente importante preocuparse de las personas de tu alrededor, aún no conocerlas, pero es importante relacionarse bien con los de tu entorno.

Muchas gracias Agustín, ha sido un verdadero placer que hayas dedicado un tiempo para el blog, y sobre todo, para que podamos conocerte mejor.

Llívia Deosdad,

Grado en Publicidad y Relaciones Públicas de la UAO CEU

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *