Desmontando el rol del community manager

¿Quién no ha soñado alguna vez con entender qué es un community manager?

El Brand Manager. Existen muchos perfiles de CM, del Help Manager hasta el Brand Manager. En todo caso, es todo un mundo por descubrir.

 

Existe el acopio popular de maltratar el nombre de muchos oficios como ya sucedió a finales de los 90s cuando se ultrajó -hasta límites insospechados- el oficio de RRPP al definirlo como el chico que repartía flyers para una discoteca cualquiera. Sí, en efecto, era vox populi llamar a ese chico como “relaciones públicas”. Ello le propiciaba alimentar así su ego pero no su bolsillo.

Hagamos un Lego. Hoy, en nuestro blog,  vamos a desmotar y despiezar la figura del community manager en este intento de arrojar luz ante un empleo tan paradigmático, tan incomprendido y disonante.  Esperemos que, al volver a montarlo,  nos encajen las piezas de Lego.

Una de las muchas piezas gráficas del magnífico cobranding que realizaron Lego y Star Wars a raíz de una gama de productos de Lego y una Saga de Videojuegos.

 

Están todos pero no lo son todos los que están. Llamamos community manager (C.M.) al responsable y gestor de las comunidades online en torno a una marca. En esta posible definición que proponemos sobre el empleo de moda en relación a toda comunicación empresarial, nos curamos en salud, pues tienen cabida desde aquellos expertos en Comunicación que cuentan con una intensa experiencia y uno o varios másteres en Comunicación Digital o Posicionamiento Web, hasta  aquellos que se han especializado gracias a un cursillo de 10 horas, con diploma incluido. Si esta definición no os gusta, os dejamos la de Wikipedia.

Luke, soy tu community manager. De la misma forma que todos llevamos un entrenador de fútbol dentro o que ahora todos somos expertos fotógrafos gracias a nuestros smartphones y esos filtros que hacen que cualquier plato de comida parezca una obra maestra de “el Bulli, ahora también todos llevamos un community manager en nuestro interior. ¿Será ése el Lado Oscuro de la Fuerza?  Si todos somos una marca y construimos nuestro branding personal, en efecto, ahora necesitaremos un community manager que gestione nuestras comunidades online. Por desgracia, existe más oferta que demanda.

Volkswagen Passat La fuerza. Quizás todos tenemos ese lado de la fuerza. “The Force” de Volkswagen. Uno de los spots más premiados de 2011.

 

… pero barato. La labor de un community manager es una función empresarial muy necesaria, no obstante, debe ser tratado con respeto tanto por las agencias, como los anunciantes, como las mismas personas que ejerzan de tal. Las empresas, concretamente las PYMES, están muy desorientadas al respecto. En ocasiones, su gestión de las redes sociales es poco profesional, tratando su página de facebook o el twitter de su empresa, como lo hacen con el suyo personal. La situación de crisis y desempleo, más el desconocimiento generalizado, ha conllevado que la figura del community manager se demande a gran escala pero no se valore. Un profesional bien cualificado no tiene la oportunidad de ofrecer sus servicios frente a uno que sea “barato”.  En cambio, más allá de las PYME, las grandes multinacionales sí han profesionalizado su gestión de las comunidades online.

A nivel estatal, el community manager es una de las principales búsquedas que se realizan en Google. Cuando uno tiene que buscar tanto un empleo, mal vamos. No obstante, esta moda o tendencia, está huyendo de la personificación y se están convirtiendo en la función de un departamento, donde se gestionan las TICs y en conjunción con la identidad de marca, un plan de comunicación y un plan estratégico de posicionamiento SEM y SEO. La gestión de la comunicación empresarial, sea a través de las comunidades online, como dentro de un organigrama que integre toda la comunicación corporativa a todos los niveles, no debe distar de la misma base.

Hay diseños y eslóganes a los que ningún Community Manager, por bueno que sea, podría enfrentarse ante la comunidad online. Desde nuestro blog, pedimos un fuerte “aplauso” ante el Creativo que se “acordó” de todas esas personas que padecen necesidades y penurias económicas. (Nótese el tono irónico).

 

El community manager, como departamento o personificado, tiene una responsabilidad inmensa pues es el contacto directo con el usuario, es la cara visible en la comunicación integral de las empresas, es la terminación nerviosa de un organismo vivo ante el ojo público. Por ello, es necesario que la empresa respete y valore la figura del community manager y que éste sea un puesto laboral selectivo, profesional y cualificado.

El community manager nunca puede perder de vista la Identidad Corporativa de una marca, por lo que debe tener unos conocimientos mínimos en Comunicación Corporativa y en Estrategias y Gestión de Marcas y Branding.

Alfonso Freire, Profesor del Dep. de Comunicación

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *