La economía social también precisa de los métodos “agile”

La metodología “agile” permite proponer y analizar proyectos en un corto espacio de tiempo, al “trocear” la actividad y avanzar mediante equipos multi-disciplinares

Se aplica de forma creciente en empresas de todos los tamaños y sectores. Suelen organizarse sesiones de trabajo en las que las cuestiones formales y los niveles jerárquicos, tengan poca importancia y las personas puedan aportar lo mejor de su creatividad de forma eficiente.

Las publicaciones empresariales, ya tengan una orientación práctica o bien un enfoque más académico exponen casos de metodología “agile” que han sido de gran importancia para innovar.

En un mundo que se caracteriza por cambios y tecnologías disruptivas, la economía social, las organizaciones sin ánimo de lucro y agencias de cooperación también deben beneficiarse de esta nueva forma de afrontar la realidad y establecer nuevos servicios.

Dave Algoso es un consultor y especialista en estrategia que se dedica a ayudar a organizaciones sociales de diversos tipos, tanto las de carácter local, como las que se centran en el fomento al desarrollo.

Algoso defiende la necesidad de aplicar los métodos más avanzados de gestión, también a las entidades con fines sociales.

Lo hace defendiendo la utilización de la metodología “agile”, como forma de limitar la burocracia, los costes de las jerarquías excesivas y de la inercia de muchas organizaciones.

Para conseguir ese enfoque, Algoso ofrece una serie de consejos a las personas responsables de las entidades solidarias que resumidas son las siguientes:

  • Presentar las opciones estratégicas con claridad
  • Definir los procedimientos en función de las personas y darles una posición preeminente
  • Hacer uso de recursos externos mediante “outsourcing” de funciones, siempre que no sean las fundamentales de la entidad de que se trate
  • Saber “mirar” alrededor, atrás y hacia adelante, para entender el funcionamiento real del mundo que rodea a la entidad. Internamente establecer puentes y buena comunicación entre los distintos grupos de trabajo
  • Utilizar el método “strategic canvas”, es decir un enfoque sencillo que pueda resumirse en una página en la que se visualicen las relaciones y comunicaciones.
  • La herramienta Business Model Canvas -muy utilizada en el mundo de las startup- es de gran utilidad en las entidades de economía social y solidaria
  • Ser flexible, permitir adaptaciones y cambios en todo momento y a todos los niveles
  • Mantener un diálogo constante sobre los cambios necesarios, lo cual favorecerá la flexibilidad

Referencias:

  • Algoso, D. (2019) Eight Practices for Strategic Agility. Stanford Social Innovation Review. Vol 17, nº 3. Stanford Center on Philanthropy and Civil Society.
  • Algoso, D. (2017) How International Non-Government Organisations are Doing Development Differently. World Vision International. (www.wvi.org)

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *