Digitalización sostenible (Publicado en La Vanguardia el 23 de junio de 2104)

 

La economía catalana y española está iniciando un cambio de modelo en que prima la digitalización. La asunción de un señalado
protagonismo en el entorno de movilidad y en industrias como el videojuego (aumentó un 29% los puestos de trabajo en el 2013) refleja un cambio de chip necesario para fijar unas bases productivas sólidas. Ese tránsito debe coexistir con el
equilibrio territorial y la sostenibilidad. Tanto la creación de contenidos como su distribución digital dependen en buena medida de la disponibilidad de una infraestructura comunicativa y telecomunicativa que alcance potencialmente a toda la ciudadanía, más allá de su residencia en zona urbana o rural. Los planes de despliegue de redes de cable de fibra óptica se están concentrando en áreas urbanas, aunque se extienden en algunas rurales graciasal empuje de los operadores de cable histórico e iniciativas municipales. Ribaroja d’Ebre, l’Ametlla de MaroViladecans son ejemplos de apuesta por la banda ancha, lo que facilita el acceso a contenidos multimedia.

La mayor parte del tráfico en internet que requiere más banda ancha procede de la descarga de vídeos (streaming), catalizadora de la demanda de caudal. Ello implica un ímprobo esfuerzo por las empresas operadoras de telecomunicación, que sufren una presión indisimulable (desde la sociedad civil, la empresa y lapropia administración pública, Agenda Digital Europa
a la cabeza) para mejorar las prestaciones de la red. La ciudadanía, en plena Sociedad de la Banda Ancha, exige un flujo de contenidos sin interrupciones, lo que entraña el peligro de convertir en commodity una red tan vital para el funcionamientodel mercado como cara de instalar y largoplacista para amortizar.

Un objetivo es la sostenibilidad de esos despliegues y de esos consumos. En este sentido, las conexiones móviles de última generación pueden llegar a ser ocho veces más contaminantes que las redes de cable físico en cantidad de gases con efecto invernadero. La energía que requiere la banda ancha móvil y el hecho de que su uso sea conceptualmente unipersonal disparan la huella de carbono. Por ende, el esfuerzo de llevar fibra óptica siempre que sea posible es garante de equilibrio territorial y sostenibilidad. El dúo clave de la digitalización.

Joan Francesc Fondevila Gascón.

Consulta la página del artículo

Post relacionados

One Reply to “Digitalización sostenible (Publicado en La Vanguardia el 23 de junio de 2104)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *