Liderazgo necesario en tiempos de complejidad

El management es una disciplina que utiliza conocimientos de muchas otras, de las que extrae herramientas para analizar entornos y situaciones y así tomar decisiones frente a la realidad cambiante, en muchos ámbitos, ya sean el económico, el social, o el tecnológico.

Las personas dedicadas a la dirección de empresas u organizaciones de todo tipo deben tomar decisiones y actuar en función de la coyuntura, dentro de la estrategia que se haya establecido para la entidad a su cargo.

En momentos como los actuales, marcados de forma global por las consecuencias del Covid-19, adquieren una mayor importancia una serie de herramientas que quienes dirigen y en general todos los profesionales, deberían cultivar, perfeccionar y utilizar.

Una herramienta, en especial, se convierte en un factor fundamental, la podemos describir como saberse autodirigir.

Siguiendo a uno de los fundadores del management como disciplina, Peter Drucker, debemos ser capaces de “dirigirnos” a nosotros mismos, para ser capaces de influir positivamente en los demás.

Drucker lo explicó en un texto cuyo título Managing Oneself, se convirtió en un clásico desde su publicación, reimpreso en innumerables ocasiones y disponible siempre en múltiples formatos y plataformas.

En ese maravilloso texto publicado por Harvard Business Press, Drucker nos muestra caminos que toda persona que dirige –y dirigir es una profesión, no es un cargo– debe tener en cuenta.

Drucker nos invita a reflexionar sobre lo siguiente:

 

¿Cuáles son mis capacidades?

¿Cuál es mi prestación y dedicación?

¿Soy capaz de escuchar y de aprender cada día?

¿Qué valores guían mi acción?

¿Soy consciente de mi influencia en las relaciones entre las personas con las que trabajo?

 

Leídas en un contexto, como el actual, de aceleración tecnológica e incertidumbre, las preguntas que nos plantea Peter Drucker, nos pueden parecer un refinamiento que no forma parte de las disciplinas esenciales y de las urgencias de quien dirige, sean estas las finanzas, el marketing, o la gestión de operaciones, incluyendo en todas ellas el uso de la solución tecnológica más reciente y adecuada. Lo de Drucker está en otra categoría, menos inmediata y más esencial.

Los aspectos que nos destaca el autor de The Practice of Management, son fundamentales para del liderazgo, en especial el liderazgo transformacional, pertenecen al núcleo de la actividad de dirigir, en cualquier empresa u organización humana.

En tiempos de relaciones online, en los que la presencia física es menor, gana importancia el estilo de liderazgo, mejor dicho, qué tipo de liderazgo somos capaces de practicar.

Otro autor, joven y de plena actualidad, Adam Grant, docente en The Wharton School en Pennsylvania, en su obra sobre liderazgo, Give and Take, nos muestra la importancia y el valor de una actitud de darse a los demás, de ayudar. Lo que en sus términos es ser un “giver”, como contrapuesto a alguien que solamente se aprovecha el trabajo de sus subordinados en beneficio propio, es decir, un “taker”.

Grant que es psicólogo social e imparte clases a personas directivas y estudiantes de distintos grados.

En su texto explica que, tras un exhaustivo análisis empírico, los “givers” los que tienen una actitud de ayuda hacia su equipo y en general, son los que tienen más éxito profesional a lo largo de su carrera.

Cuando la presencialidad es limitada, cuando debemos desarrollar actividades desde la distancia, con conexiones online, las personas que apliquen el liderazgo al servicio de los demás y de la organización, son las que marcarán la diferencia, tanto en clima laboral como en los resultados de las empresas a su cargo.

 

 

Referencias:

Drucker, P (1999) Managing Oneself. Harvard Business School Publishing

Grant, A (2014) Give and Take: Why Helping Others Drives Our Success. London. Wiedenfeld & Nicolson Publishing (Versión española Dar y Recibir, editada por Gestión 2000)

 

 

Departamento de Empresa y Economía

Universidad Abat Oliba CEU

 

Noviembre 2020

 

 

 

 

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *