La logística una vez más demuestra ser clave

Todavía estamos bajo las consecuencias de la pandemia global, aunque pueden intuirse las primeras luces al final del túnel. Varias vacunas, de las cuales dos, a finales de diciembre de 2020, están en la fase de autorización por parte de las agencias de verificación médica.

Les seguirán otras que permitirán confrontar y reducir el problema provocado por la Covid-19.

Disponer de un específico testado y con garantías, plantea de inmediato una serie de retos, como los de fabricación a gran escala y, en especial la logística necesaria para su distribución.

De nuevo la logística adquiere su verdadera importancia al ser necesaria y estar presente en toda la cadena de valor, en este caso de las vacunas anti Covid-19.

Nos referimos aquí a la logística entendida como un proceso completo que incluye desde la fabricación, el almacenaje, el transporte y la entrega a destinos diversos, junto a todas las herramientas necesarias, desde las propias de la gestión física, a las aplicaciones basadas nuevos desarrollos como la Inteligencia Artificial.

En el caso de las vacunas, se dan además condicionantes añadidos, tales como la seguridad, la conservación a temperaturas determinadas, su custodia, etc.

Sobre estos condicionantes, son de interés algunas publicaciones empresariales, es decir, espacios de comunicación corporativa que las empresas ofrecen a sus “stakeholders” y que en muchos casos son de gran calidad.

En concreto uno de los blogs de Microsoft, dedicaba un reciente “post” (Tan, 2020) a la logística de la gestión y distribución necesaria para las vacunas destinadas a controlar la pandemia actual.

Tan hace especial énfasis, como es lógico, en la tecnología, pero también en la necesidad de profundizar en alianzas entre empresas y administraciones públicas, en una suerte de esfuerzo global por encima de coyunturas concretas.

La necesidad de un suministro rápido y eficaz plantea problemas de control, de registro, de asignación de prioridades y en ello, el uso de la tecnología será determinante.

Los procesos de vacunación que se aplicarán en todos los países para vencer a la pandemia precisarán, además de la actuación de los profesionales médicos, la generación de registros, con las dosis y con información médica —de cada paciente—, pues quizá deban aplicarse varias dosis en tiempos determinados —luego será necesario gestionar grandes cantidades de datos—. Todo ello, forma parte de la logística.

La logística como disciplina de gestión no es necesario reivindicarla, pero quizá si sea conveniente destacar su lugar, como generadora de riqueza y bienestar.

Esteban Hernández en su libro Así empieza todo (Ediciones Ariel) lo destaca, tal como subraya Justo Barranco en reseña dedicada a la citada obra:

 

“Occidente se ha equivocado, subraya, al definir qué era lo importante, como se ha visto en la pandemia: Empujado por una nueva lógica financiera, dejó que China se convirtiera en la fábrica del mundo, en la única fuente de manufacturas en muchas áreas esenciales. Occidente no solo deslocalizó su producción sino su capacidad de respuesta, dejando en manos ajenas todo lo que le había hecho fuerte” (Barranco, 2020, p. 20).

 

Junto a la reivindicación de la logística, una materia en la que la innovación se acelera cada día debe potenciarse la formación constante, vía seminarios o postgrados. No es una formación opcional, es urgente e imprescindible.

De nuevo surge la necesidad de vincular innovación, en este caso logística, con empatía, algo a lo que suele referirse en entrevistas o en escritos, el actual CEO de Microsoft, Satya Nadella, en concreto, lo hace explícito al decir: “La fuente de la innovación viene de tener un sentido profundo de empatía” (Tan, 2019).

Se trata de un argumento sobre lo que Nadella ya reflexionó en un texto anterior al escribir: “Debido a que encontramos más y más Inteligencia Artificial, la inteligencia real, la empatía y el sentido común pueden escasear, en ocasiones” (Nadella, p. 239), de ahí la preocupación por introducir lo ético en toda gestión.

El desafío que supone la distribución mundial y de forma urgente, de vacunas para combatir la Covid-19, nos lleva a reivindicar el incalculable valor de la logística y de las personas que dedican su esfuerzo a hacerla posible.

 

Referencias:

Barranco, J. (2020) La guerra oculta entre producción y finanzas. Barcelona. Dinero. Suplemento económico de La Vanguardia (20 de diciembre de 2020).

 Nadella, S. (2017) Hit Refresh. The Quest to Rediscover Microsoft´s Soul and Imagine a Better Future for Everyopne.  London. William Collins

Tan, J. (2019) Microsoft’s Satya Nadella: ‘Innovation comes from having a deep sense of empathy’ marketing-interactive.com. [Blog] Acceso 19 diciembre 2020

 

Departamento de Empresa y Economía

Universitat Abat Oliba CEU

Diciembre de 2020

 

 

 

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *