Inteligencia Artificial en la empresa

La Inteligencia Artificial (IA) tiene múltiples aplicaciones que son ya de vital importancia en nuestra sociedad y lo serán de forma acelerada en los próximos años. Se trata de una tendencia tecnológica que tiene profundas consecuencias en las formas de producir, de investigar y en el mundo de la comunicación.

La demanda de conocimientos y profesionales en el área IA crece de forma intensa, prácticamente en todas las profesiones y especialidades, su desarrollo marcará una verdadera etapa de progreso, una discontinuidad muy positiva.

Por citar unas áreas, a modo de ejemplo, en las que la IA aporta valor, pensemos en disciplinas como Business Analytics, Business Intelligence, Data Analysis for Communication y muchas otras.

Todas ellas son disciplinas transversales entre distintas profesiones, sin olvidar las inmensas aplicaciones en la investigación médica.

Desde un punto de vista conceptual la IA puede dividirse en dos grandes áreas, aunque los límites entre una y otra no sean siempre precisos.

La primera, la más inmediata, la definida como “Artificial Narrow Intelligence” la que relacionamos con aplicaciones concretas que se hallan en distintas fases de desarrollo e implantación, a modo de ejemplo: el análisis de datos e información, la conducción automática de vehículos, el software para traducción, buscadores en la web, asistentes personales de productividad, como son Cortana para el entorno Windows o Siri, para el mundo Apple, etc. Son solamente ejemplos cercanos, pero el ámbito de categorías y aplicaciones es muy extenso, mejor dicho, es inmenso.

Dentro de la IA la segunda categoría, definida como “Artificial General Intelligence”,  engloba los desarrollos relativos a la realización de funciones que hoy consideramos únicamente humanas, por parte de máquinas, ordenadores, robots inteligentes, etc. Un terreno que también tiene un amplio desarrollo, pero no tan ligado, de momento, a soluciones inmediatas del presente y en el día a día de las empresas.

No es algo nuevo, hace varias décadas Stanley Kubrick en su película 2001: A Space Odyssey, basada en la novela de Arthur C. Clarke, The Sentinel, ofrecía una reflexión y una mirada filosófica dirigida, entre otros aspectos, a lo que hemos definido como “Artificial General Intelligence”.

Pero a corto plazo, para las profesiones de hoy y del futuro, es importante formarse en lo que sea aplicable, como la gestión de datos, la programación, el aprendizaje automático, etc., es decir dentro de lo que se ha definido más arriba como “Artificial Narrow Intelligence”.

La IA es un área que plantea retos y que genera una demanda de profesionales que procederán de los jóvenes recién graduados y también de profesionales, ya en activo que para potenciar su actividad y empleabilidad acudirán a la formación estilo “lifelong learning”.

Es destacable, en relación con el impacto futuro de la IA, la posición que defiende Satya Nadella (2017, p. 110) quien considera que “…el futuro se sustenta en la computación basada en la Inteligencia Artificial…”.

Junto a lo anterior, Nadella defiende, de gran importancia la necesidad de que la innovación se fundamente en la empatía y así mejorar la vida de las personas.

Satya Nadella nos lo recuerda: “Lo más crítico de la nueva etapa, en los avances en Inteligencia Artificial, será incorporar un marco de empatía y ética en su diseño, mediante esta aproximación, deberán desarrollarse sistemas y aplicaciones que, no solamente especifiquen requerimientos técnicos, sino también los éticos y de empatía” (Nadella, 2017, p. 204).

Microsoft ha publicado unas recomendaciones para el correcto enfoque en el desarrollo futuro de la IA. Contienen una clara influencia de las ideas de Nadella e incluye seis líneas directrices:

  • Fairness
  • Relaiability and Safety
  • Privacy and Security
  • Inclusiveness
  • Transparency
  • Accountability

 

Para la aplicación práctica de la Inteligencia Artificial en empresas y organizaciones, conviene conseguir en ellas una actitud abierta y de curiosidad hacia todo lo relacionado con la IA y medir los resultados que se obtengan desde la responsabilidad y la ética.

Referencias:

AI Business School (2020) Lead with Confidence in the Age of AI. (Acceso: 12 de junio de 2020). https://www.microsoft.com/en-us/ai/ai-business-school

Nadella, S. (2016) The Partnership of the Future. Slate, 28 June 2016. (Acceso 13 de junio de 2020). http://www.slate.com/authors.satya_nadella.html

Nadella, S. (2017) Hit Refresh: The Quest to Rediscover Microsoft´s Soul and Imagine a Better Future for Everyone. Nashville. HarperCollins

 

Junio 2020

Departamento de Empresa y Economía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *