Un liderazgo para el trabajo online

Para muchas empresas y organizaciones, la necesidad de trabajar a distancia ha sido, esta sí, una verdadera disrupción, lo que aconseja reconsiderar estilos y cuidar aspectos, siempre relevantes, en especial todo lo relativo al liderazgo y su importancia.

Las medidas de protección sanitaria, consecuencia de la irrupción del Covid-19 han provocado, para muchas tareas, una transición muy acelerada hacia el trabajo remoto, online, o teletrabajo.

La nueva realidad precisa de nuevos enfoques que aporten creatividad y no sean una mera adaptación de los métodos tradicionales, propios del trabajo totalmente presencial.

Esta es la conclusión principal del artículo de los profesores Donald Sull, Charles Sull y Josh Bersin (2020) en el que resumen algunas primeras conclusiones extraídas de encuestas muy recientes, a más de cuatrocientos departamentos de dirección de personas en todo el mundo.

De forma resumida, muy esquemática, destacan los siguientes aspectos:

Ante la nueva situación es necesario mantener una comunicación frecuente y que aporte transparencia.

También es muy importante, por parte de líderes, dirección etc., ofrecer soporte emocional, interesándose por cómo están las personas en sus casas, o lugares de residencia.

En la organización deben desarrollarse esfuerzos para mantener un buen nivel de motivación positiva y que todos sepan valorar lo importante que es trabajar con una buena productividad.

Ofrecer siempre una mayor “simetría” en las comunicaciones de tal forma que no sean solamente en un sentido, sino que pueda darse diálogo y canales para respuestas ágiles, ante preguntas o situaciones nuevas.

Dar importancia al estado físico y situación psicológica de las personas que trabajan en remoto y que deben combinar esa situación con su día a día familiar. 

La celebración, de reuniones virtuales que no sean de trabajo, de formato breve, pero que permitan intercambio social (café virtual, ejercicios físicos guiados, etc.). Son actividades que previenen el posible aislamiento social que puede darse en algunos casos.

El liderazgo en tiempos de trabajo remoto debe cuidar una situación que parece paradójica, derivada del equilibrio entre vida laboral y vida familiar. Trabajar desde casa supone, en muchos casos, “no desconectar”, algo para lo que se aconseja flexibilidad.

Junto a las cuestiones citadas, se recomienda que las empresas, recuerden a todos sus empleados, cuáles son sus prioridades estratégicas, para no perder enfoque.

Los estudios que, de forma urgente se realizan estos días (véanse las referencias) están todavía en una fase preliminar, pero conviene seguirlos pues indican tendencias que definirán nuevas formas de organizar el trabajo, aún después de que se hayan superado los efectos sociales y económicos de una crisis sanitaria como la actual.

 

Referencias:

Sull, D.; Sull, Ch.; Bersin, J. (2020) Five Ways Leaders Can Support Remote Work. MIT Sloan Management Review. June 3, 2020.

Brynjolfsson, E.; Horton, J.; Ozimek, A.; Rock, D.; Sharma G.; Yi Tu Ye, H. (2020) COVID-19 and Remote Work: an Early Look at US Data. Boston. MIT

 

 

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *