La mentalidad de aprendizaje

La empresa actual y futura requiere profesionales, en todos los niveles, capaces de gestionar los cambios derivados de la globalización digital y la aceleración tecnológica.

Para afrontar esta situación, nueva por la velocidad de los cambios, es preciso cultivar una actitud positiva y abierta al descubrimiento de nuevas formas de hacer. En especial es necesaria una mentalidad de aprendizaje.

Rosa Visiedo, rectora de la Universidad San Pablo CEU, lo destacó en su lección magistral, durante la celebración de Santo Tomás de Aquino, en la Universidad Abat Oliba CEU, el 6 de marzo de 2020, al decir: “…para ser excelentes sabemos que tenemos que aprender continuamente, de la única forma que es posible aprender: con generosidad y humildad” (Visiedo, 2020:21).

Para apoyar lo anterior, Visiedo toma como referencia los trabajos de Carol Dweck quien en sus textos recomienda tener una mentalidad de aprendizaje para confrontar los retos de nuestro tiempo.

La psicóloga de la Universidad de Stanford, Carol S. Dweck, promueve la necesidad de profundizar en la creación de esa mentalidad de aprendizaje, a nivel individual y también en las empresas. Se trata de la promoción de lo que llama, junto al profesor de psicología de la Universidad de Texas-Austin, David Yaeger: “a nation of learners”.

Dweck destaca la importancia que tiene para las empresas y todas las organizaciones que se identifiquen y señalen las áreas de conocimiento que harán falta en el futuro, informarlo, promoverlo, para que muchas personas puedan hacer el esfuerzo de prepararse. En este aspecto, el papel de las instituciones educativas ahora y en el futuro será crucial.

Todo ello no es algo complementario y que se pueda reducir a una declaración, o texto cuando se habla de la responsabilidad empresarial. Es parte de la estrategia de éxito de cualquier empresa. “Las organizaciones que se comprometen a promover el conocimiento, ofreciendo oportunidades serias de formación, crean una fuerza de trabajo altamente motivada, leal y con vitalidad…” (Dweck, 2016:4).

En un texto anterior, Carol Dweck (2006) hacía énfasis, entre otros, en los siguientes puntos:

  • Debe tenerse en cuenta que muchas habilidades pueden aprenderse
  • El aprendizaje y los valores que conlleva, deben estar presentes en toda la organización
  • Dar siempre “feedback” y orientar a las personas para potenciar el aprendizaje constante

 

Desde una actitud proactiva y creadora de posibilidades, ante los distintos escenarios futuros, se hace imprescindible cultivar, promover y experimentar la mentalidad de aprendizaje tanto en la persona, como en las empresas y organizaciones de todo tipo.

Referencias:

Dweck, C. (2006) Mindset: Changing the way you think to fulfil your potential. New York. Random House. (Kindle version 2017).

Dweck, C. (2016) The Antidote to Our Anxious Times Is a Learning Mindset. Boston. Harvard Business Review. Published on HBR.ORG (July 28, 2016) (Acceso, 7/3/2020)

Visiedo, R. (2020) La Universidad, una comunidad de aprendizaje. Retos de futuro en las universidades CEU. Celebración de la Festividad de Santo Tomás de Aquino. CEU Ediciones.

 

 

 

 

 

Marzo 2020

 

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *