Innovación y la empresa del futuro

 

Reflexionar sobre la tecnología, su impacto y el papel que deben tener las empresas nos ofrece la posibilidad destacar puntos que son cruciales en la vida de nuestra sociedad.

Junto a grandes oportunidades de mejora en la vida de muchas personas, se plantean también grandes retos.

El columnista y escritor en The New York Times, Thomas Friedman lo destaca en sus textos recientes y concreta los grandes retos de nuestro tiempo en tres vectores principales: La globalización digital, las consecuencias de la aceleración en la capacidad de tratamiento de datos (ley de Moore) y los retos ecológicos que el crecimiento económico comporta (Friedman, 2016).

Un buen motivo para reflexionar sobre todo ello lo ofreció Franco Bernabé de Cellnex en la reciente conferencia celebrada en la Universitat Abat Oliba CEU, organizada por el vicerrectorado de Relaciones Institucionales con la colaboración de la Cátedra de Empresa Familiar y de Creación de Empresas.

De la mano de Bernabé y de su amplios conocimientos, derivados de su trayectoria profesional e intelectual, la audiencia, formada en su mayoría por estudiantes de Grado y Máster, siguió los rasgos más relevantes de los cambios tecnológicos de las últimas décadas, destacando aspectos positivos y negativos, de una evolución que ha cambiado muchos aspectos de la vida ciudadana, en especial por los aumentos de productividad y el crecimiento de la información disponible, todo ello, no exento de riesgos por la lentitud de las legislaciones ante la velocidad de los cambios tecnológicos y sociales, lo que Thomas Friedman llama, las aceleraciones de nuestro tiempo.

Otro aspecto muy destacable de la conferencia del presidente no ejecutivo de Cellnex fue poner de manifiesto el papel determinante que ha tenido el sector público, en los procesos de innovación, al invertir enormes cantidades de recursos en investigación y tecnología -la militar es un buen ejemplo de ello- que después se ha utilizado en muchas aplicaciones en la industria privada. Internet es un buen ejemplo de ello, tal como lo recuerda con frecuencia uno de los responsables de la creación de la World Wide Web, Tim Berners-Lee (2020)

Sobre la importancia de la actividad del sector público en dotar de bases para la innovación tecnológica, la descripción realizada por Franco Bernabé, se acerca a las ideas que defiende la economista Mariana Mazzucato, en su libro El Estado Emprendedor, en el sentido de que no debe asociarse solamente innovación con startup, hay algo estructural, de investigación previa, de uso de grandes cantidades de recursos públicos que, eso sí, precisa del emprendimiento para convertirse en aplicación práctica y salir al mercado (Mazzucato, 2019)

El desarrollo de las tecnologías se produce de forma constante, pero también en ocasiones de manera disruptiva, en cambio en otras, las tecnologías conviven con las anteriores, pensemos en prensa, radio, televisión, redes sociales son tecnologías que conviven y se potencian, muchas veces unas a otras.

En esos saltos disruptivos pueden producirse fricciones que las normativas no son capaces de seguir -por diferentes motivos- para evitar la creación de situaciones de dominio de mercado, por parte de empresas capaces de crear estándares, los cuales, por cierto son muy necesarios.

No pueden establecerse categorías absolutas, un estándar, es necesario para avanzar, pero hay que regular las consecuencias no deseadas, establecer puntos de acuerdo, en economía hablaríamos de un cierto “trade off”, es decir, una situación de compromiso.

Quizá como un camino realista ante la evolución de la tecnología y su impacto social, muy bien explicado por Bernabé en su conferencia, debamos acudir a las ideas que defiende el actual CEO de Microsoft, Satya Nadella, cuando argumenta que, para progresar realmente, en la sociedad actual y futura, la innovación deberá estar necesariamente vinculada a la empatía. La investigación, la generación de aplicaciones, su impacto social, requiere poner como prioridad a la persona (Nadella, 2017)

En la actualidad es creciente el número de empresas que alinean sus planes estratégicos a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluso orientando los estilos de liderazgo hacia su consecución, esa vía puede ser una forma de resolución de muchos de los retos planteados por la tecnología y su impacto en la vida de los ciudadanos (Red Española del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, 2019).

 

 

 

Referencias:

 

Berners-Lee, T: World Wide Web Foundation (https://webfoundation.org/about/sir-tim-berners-lee/) (Acceso, 20/2/2020)

 

Friedman, Th. (2016) Thank You for Being Late. New York. Farrar, Strauss and Giroux Traducción española en Ediciones Deusto

 

Mazzucato, M. (2019) El Estado emprendedor. Mitos del sector público frente al privado. Barcelona RBA

 

Nadella S. (2017) Pulsa actualizar. Madrid. HarperCollins

 

Red Española del Pacto Mundial de las Naciones Unidas (2019) ODS Año 4. El Liderazgo empresarial en la agenda 2030, de la teoría a la acción. UN Global Compact.

 

 

 

 

 

 

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *