Empresas en 2050, año de cero emisiones de efecto invernadero

 

El informe publicado por The Economist Intelligence Unit, para las empresas del Reino Unido destaca la creciente preparación del sector empresarial para transformar sus actividades y modelos de negocio y así reducir a cero el neto de las emisiones de efecto invernadero en el año 2050.

El informe, titulado Ready for change: Pathways to low cost-emissions future, se basa en la opinión de 205 CEO´s y expertos empresariales. De su contenido, destaca lo siguiente:

  • Existe el convencimiento de que las empresas cumplirán con el objetivo de emisiones netas “cero” para el año 2050
  • Las empresas buscan soluciones de autogeneración de energía, una muestra de su compromiso con la sostenibilidad
  • Los procesos productivos, en la actualidad, están en plena transformación para conseguir los objetivos relacionados con los retos medioambientales
  • Los presupuestos empresariales para la reducción de emisiones de efecto invernadero se incrementan, con efectos inmediatos de mejora, es decir con mejoras a corto plazo

 

La actividad positiva de las empresas y de sus equipos directivos en relación con todo lo relativo al medio ambiente, no suele recibir la atención suficiente en muchos medios de comunicación. En este sentido son destacables las palabras del que fuera vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore, en diciembre de 2019 en Madrid, con motivo de su visita a la Conferencia sobre el Clima COP 25, cuando en la entrevista realizada por Elena Cue, para ABC dijo:

“De alguna manera, los líderes empresariales están progresando hoy más que los líderes políticos. La razón de esto es porque los clientes de estas mismas empresas les están diciendo que quieren hacer negocios con compañías que son parte del esfuerzo para resolver la crisis climática”

Un contraste con respecto a lo anterior y una muestra clara de las contradicciones en que se debaten muchas cuestiones de la mayor importancia, nos lo brinda el hecho de que, mientras se celebraba la COP 25 en Madrid y muchos representantes políticos hablan sin descanso de emergencia climática, la innovación, sigue siendo asignatura pendiente, y es absolutamente necesaria para cambiar tecnologías. La impulsada por el Estado en i+D+i, en España equivale al 1,24% del PIB y sigue estando por debajo de la media europea que es del 2,06%, según los datos de Eurostat (son datos de 2018, los que están disponibles).

El citado contraste lo destaca la periodista Blanca Gispert, en un reciente artículo en La Vanguardia, en el que, va más allá y escribe, que en España en 2018: “la mitad del presupuesto público en i+D+i no se ejecutó por burocracia”.

Las soluciones ante los retos a los que se enfrenta la sociedad futura, vendrán de cambios en los modelos de producción y de prestación de servicios, pero eso no se consigue solamente con aumentar cargas impositivas y convocar las llamadas “mesas para la emergencia climática”, sino apoyando la creatividad y la innovación, al máximo, algo en lo que las empresas están comprometidas, porque de ello depende su futuro y el de todos.

 

Referencias:

Cue, E. (2019) Al Gore: «Los líderes empresariales están haciendo más contra el cambio climático que los líderes políticos» (ABC Sociedad, 15/12/2019)

Gispert, B. (2020) España: Otro suspenso en innovación. Suplemento Dinero, La Vanguardia, 5/1/2020.

The Economist Intelligence Unit (2019) Ready for change: Pathways to the low-emissions future. (Escrito por Jessica Twentyman y editado por Jeremy Kingsley). The Economist Group

 

 

 

 

Enero 2020

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *