La transformación digital de las empresas y la Inteligencia Artificial

Prepararse para dirigir la empresa del futuro -y la actual- implica incorporar conceptos y herramientas para la transformación digital, junto a nuevos desarrollos de la Inteligencia Artificial.

 La transformación digital, y los cambios de modelo de negocio que ello implica, con la apertura a colectivos que cambian su conducta, por el uso de la tecnología, etc., obliga a las empresas a propiciar un espacio de entrenamiento y formación, de manera inmediata.

También las universidades, o las business schools y centros de educación corporativa de toda índole, deben hacer un esfuerzo para ganar tiempo y dotar a las personas con capacidad para liderar y enfrentarse a un cambio vertiginoso.

Son temas de la mayor importancia para los profesionales, conseguir formarse en habilidades para incluir lo nuevo al modelo de negocio existente, incorporando la Inteligencia Artificial y ser capaces después de reformular las formas en que opera la empresa.

Lo que conocemos como transformación digital que ya tiene unos años de recorrido, está bien estudiado, tanto en el mundo académico como en el de la práctica empresarial.

Destacan en este campo, Westerman, Bonnet y McAfee que en 2014 publicaron el texto Leading Digital: Turning Technology into Business Transformation, donde se ofrecen ejemplos prácticos de las empresas mejores en transformación digital, mediante el concepto de “Digital Mastery”, un trabajo que recoge ejemplos de sectores muy distintos, en general de empresas grandes, donde también se incluyen los casos de transformación digital de Inditex (Zara) y el Grupo Prisa.

El avance es intenso y conviene estar muy al día de nuevos estudios y nuevas aplicaciones, en especial de las organizaciones avanzadas que lideran estas tendencias.

Un caso de estas características nos lo ofrece el periodista empresarial y escritor Greg Shaw que dirige la comunicación corporativa en Microsoft Corporation. Shaw acaba de publicar un texto, muy útil y avanzado que ya es una nueva referencia, se trata de The Future Computed: Artificial Intelligence and Manufacturing.

En la transformación digital debe tenerse en cuenta que ya no se puede ver a la empresa de forma aislada, tratando de mejorar las tecnologías que utiliza, buscando la citada transformación, sino que lo más importante en el nuevo entorno, es que todas las empresas y organizaciones son colaboradoras potenciales entre ellas.

Greg Shaw nos ofrece un valioso documento que destaca la importancia de la Inteligencia Artificial en la transformación digital de las empresas, en el área de fabricación y logística que de forma muy esquemática puede resumirse en los siguientes puntos:

 

  • Los fabricantes, en general, son los más avanzados en la incorporación de la Inteligencia Artificial en sus actividades
  • La introducción de la Inteligencia Artificial en los modelos de producción y en los modelos de negocio, debe afrontarse como el inicio de un viaje, con una disposición abierta en la que se dan avances y pequeños retrocesos que luego se superan
  • Para conseguir la transformación digital hay que trabajar a fondo en la transformación de la cultura de las empresas, es decir, en las personas y en sus relaciones
  • Todo lo relativo y próximo a las personas es lo fundamental para la correcta introducción de la Inteligencia Artificial, no es sólo cuestión de tecnología
  • La transformación, la utilización de software que aprende, implica cambios en las funciones de las personas. Es imprescindible la formación para el trabajo en nuevos campos de especialidad y, sobre todo ello, nuevas habilidades
  • En un marco más amplio, deben desarrollarse nuevas políticas y una nueva legislación que facilite unos sistemas de producción diferentes, basados en la tecnología y en la Inteligencia Artificial y no en procesos de la segunda mitad del siglo XX.

 

Atendiendo a la realidad existente, debe destacarse que la transformación digital ya lleva años produciéndose, en especial en las firmas más avanzadas, llegando a cooperar incluso organizaciones que compiten en el mercado. Nadella, el CEO de Microsoft lo explica bien al escribir:

“la colaboración comercial o industrial se ve demasiado a menudo como un juego de suma cero, (lo que sea que gane un participante es lo que pierde el otro). Yo no lo veo así. Cuando se hace bien, la colaboración hace que todos se lleven un pedazo más grande de la tarta” (Nadella, 2017, p. 121).

 

Un ejemplo de colaboración basada en los beneficios de la transformación digital, mediante el uso de la inteligencia artificial, es el acuerdo de colaboración de las empresas Ford y Volkswagen para desarrollar el coche eléctrico y sin conductor, a través de la compañía dedicada a la “Artificial Intelligence” (AI), con sede en los Estados Unidos, ARGO AI, fundada en 2016 y una plantilla actual de 500 personas, en fase de crecimiento.

 

 

Referencias:

Campbell, P. (2019) Ford and Volkswagen to share costs on electric and self-driving cars. Financial Times. July 12, 2019.

Nadella, S. (2017) Pulsa Actualizar. (Obra escrita con la participación de Greg Shaw y Jill Tracie Nichols). Barcelona. HarperCollins.

Shaw, G. (2019) The Future Computed: AI & Manufacturing. Redmond. Microsoft Corporation

Westerman, G., Bonnet, D., McAfee, A. (2014) Leading Digital: Turning Technology into Business Transformation. Boston. Harvard Business Review Press.

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *