Internet cumple 30 años…y está en sus inicios

Los medios de comunicación han destacado el 30 aniversario del nacimiento de Internet. El impacto de la red en las empresas, en la comunicación y en la sociedad entera, tiene unos efectos que, aunque evidentes, son todavía difíciles de valorar y de acotar en su conjunto.

Tim Berners-Lee quien hizo posible la comunicación entre ordenadores, creando, en realidad, la World Wide Web, -Internet ya existía-, ha ofrecido, como cada año, su opinión sobre la utilización de una tecnología que llegó para transformar la vida de las personas.

Hablar de décadas para establecer un rango temporal, en tiempos de aceleración tecnológica, parece que no es lo adecuado, pero lo es si atendemos a opiniones autorizadas sobre tendencias tecnológicas.

Sir Tim Berners-Lee cada año, cuando se cumple aniversario a mediados de marzo, publica un documento, en el blog de la World Wide Web Foundation, con valoraciones y comentarios siempre interesantes. Esta vez al tratarse del 30 aniversario, ha expresado unas opiniones de mayor alcance, en las que pone de relieve su preocupación por las tendencias y el sistema de valores que se han instalado en la Red.

Le preocupa que una herramienta que fue creada para “dar a los grupos pequeños o que estaban a distancia, la posibilidad de tener voz y hacer su vida de cada día más fácil” (Hern, 2019), no se centre en ello, sino que otras corrientes, prioridades y negocios, secuestren esa idea inicial. Berners-Lee creó la World Wide Web, abierta y al servicio de todos sin distinción y niveles.

Del mensaje de Berners-Lee de este año 2019, ligado al 30 aniversario, en sus propias palabras, lo siguiente:

 

En términos generales, considero que la web actual se ve afectada por tres fuentes de disfuncionalidad:

  1. Intentos maliciosos y deliberados, como la piratería, los ataques informáticos patrocinados por un estado, las conductas delictivas y el acoso en línea.
  2. Sistemas que por diseño crean incentivos perversos y sacrifican los intereses del usuario, como los modelos de negocio basados en la publicidad que recompensan comercialmente el clickbaity la viralización de información falsa.
  3. Diseños benevolentes que, sin embargo, y de manera involuntaria, generan consecuencias negativas, como el tono y la calidad atroz y polarizada del discurso actual.

Si bien es imposible erradicar por completo los males de la primera categoría, podemos elaborar leyes y código para minimizar este comportamiento, tal como siempre lo hemos hecho fuera de línea. La segunda categoría nos exige rediseñar los sistemas de manera que cambien los incentivos. Y la última categoría requiere más investigación para comprender los sistemas existentes y modelar posibles nuevos sistemas o modificar los que ya tenemos.

 

Son unos argumentos y preocupaciones que reflejan la juventud de la Red. Nadie sabe con certeza cómo serán las cosas en los próximos años en Internet.

Es algo que nos recuerda un autor actual que se halla entre el mundo de la comunicación y el del emprendimiento, como es Jeff Jarvis, director en el Tow-Knight Center for Entrepreneurial Journalism en la City University of New York.

Jarvis en muchas ocasiones ha comparado la situación de Internet con la de la imprenta, tras los años posteriores al invento y actividad emprendedora de Johannes Gutenberg.

Jeff Jarvis que ha estudiado a Gutenberg por considerarlo el primer emprendedor tecnológico,  destaca que Internet está en sus inicios y que no sabemos qué evolución tendrá, lo dice con una expresión muy directa: “…we don´t yet know what the internet truly is” (Jarvis, 2012, Kindle, pos. 234).

De Jeff Jarvis debemos destacar la masterclass que ofreció el la Universidad San Pablo CEU, en 2016, explicando conceptos y contenidos de varias de sus obras, entre las que destaca What  Would Google Do?.

Volviendo al título de esta entrada, relativa a los 30 años de la red, es conveniente mencionar, en la actualidad, Tim Berners Lee aboga por una refundación de principios, creando un nuevo conjunto de reglas, legales y técnicas, en un proceso que genere unión entre ciudadanos y evite algunas tendencias no deseadas que se han producido en estos 30 años recorridos.

Son unas advertencias que contrastan con el optimismo decidido que desprendían las páginas del libro que Berners-Lee publicó hace años (Berners-Lee, 2000), en el que explicaba las ventajas de la red para conseguir cambiar el mundo.

 

 

Referencias:

-Berners-Lee, T. (2000) Tejiendo la Red. El inventor del World Wide Web nos descubre su origen. Barcelona. Siglo Veintiuno de España Editores.

-Hern, A. (2019) Tim Berners-Lee on 30 years of the world wide web: ‘We can get the web we want’. The Guardian. 12 March 2019.

-Jarvis, J. (2009) What Would Google Do? New York. Harper Collins

-Jarvis, J. (2012) Gutenberg the geek. Amazon (Kindle)

http://www.ceumedia.es/tv/24397/master-class-de-jeff-jarvis-en-la-usp-ceu-jeffjarvisatceu/

 

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *