La innovación siempre cerca del arte

La innovación es uno de los factores clave para el éxito de las empresas y para el progreso de la sociedad.

Walter Isaacson destaca, de sus conversaciones con Steve Jobs, cuando preparaba su biografía, la insistencia del fundador de Apple en relacionar la innovación y la creatividad, con el arte, con el diseño y con la poesía.

Steve Jobs (Fuente Google Images)

En la división de disciplinas, necesaria para investigar y, en general, para avanzar, en muchas ocasiones quizá falta relacionar campos del conocimiento y de la actividad humana que, parecen distantes, quizá ocurra con frecuencia entre lo que entendemos por innovación y su relación con el arte o incluso con la poesía.

Para innovar debe fomentarse la creatividad. La innovación es la dirección de las actividades relacionadas con la generación de nuevas ideas y desarrollos tecnológicos, la producción y marketing de un nuevo producto o servicio. Para ello se necesita cultivar y favorecer la creatividad.

La verdadera innovación es la aplicación con éxito de las nuevas ideas en una empresa u organización (Trott, 2016).

Walter Isaacson destaca que para innovar es necesario apasionarse en lo que se hace y creer que podremos influir en la realidad, así se lo manifestó muchas veces Steve Jobs en las entrevistas para la preparación de su biografía.

Junto a lo anterior, Isaacson, siguiendo las ideas de Benjamin Franklin, remarca la importancia de la humildad, saber escuchar las ideas de los demás. Franklin llegaba a recomendar que, si no se tenía esa humildad, por lo menos se debía pretender tenerla, algo que puede concretarse en la frase, “pretender ser humilde es tan útil como serlo de verdad”.

Isaacson, junto a otros textos, es conocido por sus biografías sobre Einstein, Franklin y Steve Jobs. A todos ellos les atribuye unas características comunes:

  • Ciudadanía
  • Creatividad
  • Colaboración
  • Innovación

Con ello se nos quiere señalar que la originalidad y la innovación están relacionadas con algo de más alcance que cada una de las personas concretas.

En distintos capítulos de la biografía de Jobs, se destaca la influencia del arte y el diseño en sus ideas. Su amor por los de tipos de letra -asistió a cursos de caligrafía- le influyeron para generar una informática personal que incluyera la belleza y textos agradables en las pantallas, lo que se plasmó en la aparición de los primeros ordenadores Apple, como el modelo Lisa o posteriormente el Macintosh.

Isaacson va un poco más allá y en uno de los últimos epígrafes de su libro sobre el creador de Apple, insiste en la relación entre innovación y poesía al escribir, refiriéndose a Jobs: “La historia lo consagrará en su panteón justo al lado de Edison y Ford. Consiguió, más que nadie en su época, crear productos completamente innovadores que combinaban el poder de la poesía y los procesadores”.

 

Referencias:

-Isaacson, W. (2014) The Innovators. How a group of hackers, geniuses and geeks created the digital revolution. New York. London. Simon & Schuster.

 

-Isaacson, W, (2011) Steve Jobs. La biografía. Barcelona. Penguin Random House

 

-Trott, P. (2016) Innovation management and new product development. London. Pearson

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *