Management e innovación en la empresa actual

La innovación es la verdadera fuerza para aumentar la productividad y una de las cuestiones de mayor importancia económica y social para el progreso.

Muchos de los retos que tiene planteados la economía en el siglo XXI, dependen de una buena gestión del conocimiento, de que las empresas sean capaces de poner en práctica nuevos modelos de negocio que incorporen la innovación como una de las fuerzas destacadas, como la fuerza más relevante.

Pero la innovación no es una cuestión que pueda dejarse al azar, o a la aparición, solamente, de nuevos proyectos start up.

Introducir la gestión de la innovación y del conocimiento en la empresa es tarea del management. Forma parte de las responsabilidades de la dirección de empresas en la sociedad contemporánea.

Mediante innovaciones, ya sean disruptivas o incrementales, las empresas pueden obtener unos aumentos de productividad que permitan una mejor retribución de los factores y que aporten viabilidad al sistema económico en su conjunto, de manera inclusiva, general, es decir, para todos.

Dicha viabilidad debe basarse en modelos de negocio sostenibles, respetuosos con el medio ambiente y con la dignidad de las personas en un marco que fomente la citada innovación.

Todo ello es responsabilidad de la función directiva y dicha responsabilidad, como ya se ha dicho, debe en especial hacer énfasis en los aspectos siguientes (Dávila, Epstein, Shelton, 2005, pp.11-12):

  • La innovación debe formar parte de las actividades normales de la empresa y no como algo extraordinario y esporádico
  • Fomentar un tipo de innovación compatible con los recursos de la empresa. Siempre quedan detalles y áreas, dentro de la cadena de valor, en que se puede mejorar e innovar
  • La dirección debe gestionar el posible conflicto entre resultados a corto plazo y el esfuerzo innovador
  • Fomentar un buen clima de “networking” y relaciones internas y externas, para la innovación, evitando barreras de tipo formal o de jerarquías.
  • Poner en práctica un sistema que permita medir la innovación, es decir, establecer una métrica de la innovación.

Mediante la innovación y la gestión del conocimiento, podrán abordarse muchos de los problemas del momento económico actual, desde la competitividad de las empresas, a la viabilidad del sistema público de pensiones, pasando por modelos económicos de sostenibilidad ecológica, en un marco de crecimiento económico inclusivo, es decir, para toda la población.

El último informe de la Comisión Europea sobre España, publicado el 7 de marzo de 2018, recomienda un esfuerzo mayor que el actual en innovación, tanto por parte de las autoridades económicas, como por parte de las empresas, especialmente las pymes que innovan poco.

La mejora de la innovación es uno de los asuntos más urgentes. El management como disciplina y como profesión debe comprometerse, se trata de una tarea, esta sí, prioritaria para la sociedad entera.

 

Referencias:

  • Dávila, A.; Epstein, M.; Shelton, R. (2005) Making Innovation Work: How to manage it, and profit from it. Wharton School Publishing. Pearson Education
  • European Commission (2018) Commission Staff Working Document. Country Report Spain 2018. Brussels, 7.3.2018

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *