“A Dios rogando y con el mazo dando”

Una de las grandes diferencias entre las personas que tienen éxito y las que no, es la capacidad de materializar sus ideas en negocios, ya que de no hacerlo estamos sencillamente soñando, cosa que esta muy bien, pero hasta el momento no genera ningún tipo de ingreso.

De ahí el motivo para utilizar herramientas como el modelo canvas, que mediante un sencillo proceso te permitirá transformar tus sueños en proyectos reales, o si mas no, podrás darles la forma y consistencia suficiente como para plantearte su viabilidad.

Otra recomendación está relacionada con tus objetivos, para crear un negocio puede ser más importante la constancia que la inteligencia. No ganarás nada despertándote un día lleno de motivación y trabajar mucho, si al día siguiente no dedicas tiempo al proyecto.

Plantéate pequeños objetivos que puedas asumir y cuando te des cuenta habrás recorrido un largo camino.

Así que este es nuestro consejo de hoy, si estas pensando embarcarte en el maravilloso viaje del emprendimiento, no sueñes más, trabaja.

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *