¿Qué vas a hacer el día de mañana?

A punto de finalizar clases y de examinaros de vuestro último curso de universidad, seguro que muchos de vosotros ya estáis pensando en qué hacer después. Para los que no os habéis parado a pensarlo, tranquilos, que no cunda el pánico.

La toma de decisiones es distinta para cada uno de nosotros. Hay personas que requieren más tiempo, pararse a pensar. ¿Cuánto hace que no haces aquella actividad que tanto te gusta? ¡Cuidado! Seguramente te acabes de excusar.

Es necesario que no dejemos de hacer aquello que nos hace disfrutar, ilusionarnos, sonreír y amar la vida. Cargar pilas y buen humor. Con la energía renovada, podremos pensar con mayor claridad. Entonces, ¿Qué es lo que necesitas para centrarte en ti?

bici-brazos
Si no te viene nada a la cabeza… intentaré darte alguna idea. ¿Qué harías si te regalase tres horas más al día? ¿Un paseo por la montaña, un día de playa, una sesión de cine o un buen baño de espuma? Yo iré a comerme el plato combinado de mi restaurante favorito de la Calle Balmes.

La decisión es tuya. Seguramente igual de diferente que la mía, que gustaría deleitarme con un entrecote. Puede que sean diferentes. Pero nos diferenciará algo único: la decisión es tuya. Igual de tuya será la decisión de saber qué quieres hacer el día de mañana.

Tomate un respiro. Descansa y céntrate en ti. ¿Qué es lo que amarás de tu día a día dentro de tres años? ¿Cómo te ves? ¿Qué ansias? ¿A qué aspiras? ¿Qué es importante para ti? Estas son preguntas que solo tú te puedes contestar. ¿No sabes que vas a hacer mañana?

Inspírate y párate a pensar. Cuenta, bajito: un, dos… tres…. Inspira y párate a pensar. ¿Qué es lo que harás el día de mañana?

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *