El ecosistema digital requiere nuevas habilidades

La aceleración tecnológica precisa de habilidades que deben aprenderse, cultivarse y poner en práctica para evitar una brecha -digital- que frene las posibilidades reales de desarrollo económico.

Las empresas y la economía en general viven una situación que encierra riesgos de polarización hacia extremos por falta de adecuación del capital humano a la realidad productiva actual y del futuro inmediato.

Nos hallamos ante una situación que, de no actuarse, tiende a polarizar el entorno laboral hacia extremos

La innovación aporta soluciones para sustituir tareas que pueden automatizarse. Pensemos en muchas de las aplicaciones telefónicas en las que el software interactúa con nosotros y sustituye a personas, al otro lado de la línea.

De otra parte gran cantidad de empleos nuevos se crean en el ámbito de la tecnología, con problemas para encontrar los perfiles profesionales requeridos, tal como lo destaca un texto reciente:

“Muchos de los empleos que crean las nuevas tecnologías requieren niveles de formación muy superiores al de los que se destruyen, por lo que la inversión en capital humano es cada vez más importante para conseguir habilidades complementarias con los robots y la inteligencia artificial (…). La educación, tanto antes de acceder al mercado de trabajo, como de manera continua a lo largo de carreras laborales cada vez más complejas y cambiantes, es el ingrediente básico para que cualquier persona pueda aprovechar las oportunidades de la revolución digital” (Andrés, Doménech, 2020, p. 225).

Estudios dedicados a prospectiva (Oxford Martin School, 2019) señalan la necesidad de acrecentar el esfuerzo formativo a todos los niveles.

Deberá potenciarse la educación en áreas próximas a la tecnología, junto a la correcta dirección de personas, así como todo lo relativo a la comunicación en sus diferentes ámbitos.

Se espera una demanda creciente de las profesiones vinculadas al “data analysis”, tanto en finanzas, marketing o seguros, en realidad todo lo vinculado a internet.

Además, se unirán a dicha demanda las profesiones vinculadas al medio ambiente y la sostenibilidad, junto a especialistas en comunicación y en la dirección de equipos de personas, dentro de un nuevo concepto de liderazgo vinculado a nuevas formas de trabajo.

Capacidad de aprendizaje: Es otro aspecto de la mayor importancia de cara al futuro, para poder formarse de forma continua, dentro de un enfoque multidisciplinar, algo que los profesores Andrés y Doménech (2020, p. 233) también destacan:

“Fomentar un enfoque multidisciplinar que permita pasar de STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) a STEAM, con la A de arte y diseño, y ampliar a STEAMS para incluir la S de social, incorporando habilidades sociales imprescindibles en las organizaciones de nuestro futuro inmediato.

Referencias:

Andrés, J.; Doménech, R. (2020) La era de la disrupción digital. Empleo, desigualdad y bienestar social ante las nuevas tecnologías globales. Barcelona. Ediciones Deusto

Oxford Martin School, Citi GPS: Global Perspectives and Solutions (2019) Technology at Work v4.0. Navigating the Future of Work. Oxford. https://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/publications/technology-at-work-4/ (Acceso 1/10/2020)

 

Universitat Abat Oliba CEU

Departamento de Empresa y Economía

Octubre 2020

 

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *