Málaga, punto de entrada del Internet del futuro

Este martes se ha celebrado la decimosexta reunión de presidentes del Club Málaga Valley en la que empresarios y expertos se han reunido para destacar el potencial de la capital malagueña. Esta capacidad puede convertirse en «el punto de entrada del Internet del futuro», han asegurado los ponentes. La idea es crear una especie de «hub» tecnológico y lograr ser el primer destino entre América Latina y Europa.

Carlos Moreira, creador de la empresa de seguridad digital suiza WISeKey ha explicado que Málaga «está muy bien posicionada a nivel geográfico»; «los elementos están aquí, la voluntad política existe y las empresas cada vez tienen más innovación», así pues «ya es cuestión de implementar este proyecto y que Málaga se convierta en ese «hub» tecnológico del futuro, dando una alternativa a este mundo de Internet».

wisekey-hublot

Más de 200 participantes han acudido a esta reunión en la que se han tocado temas como los desafíos tecnológicos en los campos de la seguridad y la defensa. Moreira ha argumentado que «Málaga tiene mar, está conectada con Canarias y desde aquí con el resto, por lo que podría convertirse en el próximo «hub» del futuro». Además, sobre su empresa de seguridad Moreira ha destacado que el sector de la ciberseguridad mueve 50.000 millones de dólares al año, con un crecimiento de entre el 15 y el 20%.

Según Moreira «la competición no es con París o Londres, sino con otras nuevas ciudades que están geopolítica y geográficamente localizadas en distancias que permiten nuevas conexiones de cables». La ventaja de España, pues, es que cuenta con la confianza de los países iberoamericanos.  «Un sector fuerte es básico para garantizar nuestra soberanía y nuestra interacción con el resto de países», ha declarado Pedro Argülles, secretario del Estado de Defensa, dejando claro que «la ciberseguridad cobra más importancia al ser cada vez más dependiente la sociedad de las comunicaciones a través de la Red, lo que produce enormes rendimientos en eficacia y efectividad, pero también abre unas vulnerabilidades que no se pueden ignorar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *