La Bolsa y el Fin de la Recesión

Las bolsas de Estados Unidos (Dow Jones, en rojo en el gráfico adjunto) y Alemania (DAX, en azul en el gráfico) ya han recuperado los niveles de Noviembre de 2007, justo antes de empezar la gran recesión. En los próximos días alcanzarán máximos históricos porque las noticias empresariales (beneficios, ventas, etc) son cada vez más positivos.

En comparación, la bolsa española (IBEX 35, en verde en el gráfico adjunto) sigue 45% por debajo de los niveles de noviembre de 2007.

Para los optimistas desbordados, fijaos que tanto en España como en Estados Unidos y Alemania, ya hubo subidas similares en 2010, cuando muchos pensaban (igual que hoy) que lo peor ya había pasado.

La bolsa es un “predictor” de la economía porque los inversores intentan anticipar los beneficios empresariales y cuando PIENSAN que los beneficios futuros van a subir, compran acciones (que dan derecho a esos beneficios) y la bolsa sube. El problema es que, las bolsas han “predicho” el fin de 6 de las últimas 2 recesiones. Es decir, si bien es cierto que cuando la crisis se acabe, la primera señal vendrá de la bolsa, también es cierto que no todas las subidas de la bolsa señalan el fin de la crisis porque los inversores, como el resto de los mortales, no son capaces de “ver” el futuro y sus previsiones a menudo son incorrectas. Cuando los son, la bolsa se corrige, vuelve a bajar y la economía no se recupera. Los inversores ya predijeron el fin de la crisis durante 2010 y entre octubre de 2011 y abril de 2012: en ambos casos las bolsas subieron y todo parecía indicar que la recesión se había acabado y en ambos casos las bolsas volvieron a colapsar y la economía no se recuperó.

Veo demasiada euforia a mi alrededor. Y la euforia es mala.

Written by Xavier Sala i Martín, en salaimartin.com

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *