¿Te reconoces en estas doce cualidades? Entonces, la publicidad es tu sitio

El mundo digital ha permitido nuevas formas de expresión.
El mundo de la publicidad está viviendo una etapa fascinante de cambios. El auge de nuevos medios, especialmente en internet, ha puesto en manos de los publicitarios nuevos recursos y formas de expresión para el desarrollo de campañas de publicidad. Periódicamente los datos constatan cómo los ingresos de la publicidad on line aumentan de forma considerable, una tendencia que no tiene visos de detenerse.

El publicitario de hoy en día encuentra en el mundo digital un ecosistema ideal para su crecimiento profesional. El sector necesita personas cualificadas, innovadoras y creativas para pensar y realizar las campañas.

Al publicitario, además de por ser un perfil muy cotizado, se le puede reconocer por unas cualidades personales muy concretas que le distinguen del resto de la gente. Se resumen en estos doce puntos. Si te reconoces en ellos, la publicidad es tu sitio.

1. Un requisito fundamental es la perseverancia.

2. La valentía en este mundo es muy importante, hay que atreverse y no tener miedo de nada ni de nadie.

3. Ser organizado, la inspiración llega cuando llega, pero hay que seguir un método de trabajo.

4. Dedicar tiempo al portfolio, es lo que mejor habla de uno mismo. Se cuidadoso, es tu carta de presentación.

5. La perfección es difícil de conseguir, pero con esfuerzo y talento se puede quedar muy cerca de ella. No hay que rendirse.

6. Preguntar, preguntar por todo lo que se tenga dudas. Nadie nace sabiendo. Siempre habrá cosas que no se sepan hacer.

7. Darle vueltas a las cosas, la línea recta no siempre es el camino más adecuado.

8. Se debe saber escuchar al mercado y más que nada tener mucha paciencia, pues por medio de prueba y error en el que se llega a una campaña publicitaria exitosa.

9. Otra característica básica del publicitario es la de trabajar en equipo.

10. Hay que ser divertido, te surgirán mejores ideas.

11. Haz las cosas tú mismo siempre que puedas, ocúpate de que tu trabajo hable bien de tu trabajo.

12. Sueña, cree, crea y haz imaginar.