Acto de presentación del libro Literatura y mímesis

Es decir, nuestro sistema educativo tiene una carencia en la educación del carácter. De esta preocupación nacieron, primero, los trabajos de la tesis de esta profesora de los grados de Educación y miembro del grupo Familia, Educación y Escuela Inclusiva (TRIVIUM) y, posteriormente, la publicación del libro Literatura y mímesis. Fundamentos para la formación del carácter (Octaedro).

En la presentación de la obra, Carreira se ha mostrado partidaria de que “se explore la senda de una educación del carácter del mismo modo que se hace con la educación emocional”. Una educación del carácter que, en esencia, permita a la persona que se está formando “reconocer lo bueno, identificarse con ello, hacerlo propio e imitarlo con las propias acciones”.

“El apetito quiere desear cosas, pero el intelecto no sabe qué hacer. Este espacio vacío entre el querer y el deber resulta difícil de catalogar y expresar con palabras”. Este es el problema de fondo que la profesora Cintia Carreira detecta en la escuela actual, una indeterminación que hace que los educandos encuentren dificultades “para discernir si está bien o mal querer tal o cual cosa”.

 

Imagen: Los dres. Rodríguez-Ponga, Carreira Zafra y Kazmierczak en el acto de presentación

El objetivo no es poco ambicioso, pero, afortunadamente, cuenta con un aliado muy potente: la literatura. Esta alianza entre literatura y formación de rasgos positivos del carácter es el eje sobre el que pivota la obra. “Me fascina el poder de la literatura para educar el carácter, para acompañar el proceso de aprendizaje de la persona, hasta el punto de asumir que nos hace mejores personas”, ha señalado la autora.

Pilares de crecimiento personal

Por este motivo, Carreira ha dirigido su mirada a la consolidada tradición anglosajona en la educación del carácter para formular una propuesta pedagógica en la que la literatura emerge como la vía de entrada principal para la adquisición de virtudes como el coraje, la honestidad, la justicia, la compasión, la gratitud, la humildad, la prudencia o la fortaleza.

“¿Cómo es posible transmitir esto a los estudiantes sin que les parezca inalcanzable?”, se ha cuestionado la autora. Una pregunta a la que responde en el libro al hacer referencia a los “pilares de crecimiento personal”: los ejemplos morales, la pedagogía de la pregunta, la implicación familiar y la literatura. En este punto, ha hecho una especial mención a la familia: “Su papel debe ser central en una comunidad educativa real”.

No se puede prescindir de la familia, como no se puede educar en el carácter sin el auxilio del relato literario. “Nuestra cultura siempre se ha servido de las narraciones para cultivar la moral de los lectores”. De hecho, la vida en sí misma es una estructura narrativa en el marco de la cual se forja el carácter: “El carácter se enraíza en el rol que cada uno juega dentro de la vida”.

Mimesis contra corriente

El libro, en sí mismo, es una reivindicación del concepto de mímesis desarrollado por Aristóteles, un fenómeno que se traduce en la capacidad de la literatura para ser espejo fiel de realidades humanas, cualidad que, a su vez, hace de ella el mejor medio para hacerlas comprensibles.

No es una idea compartida por las corrientes dominantes en la teoría de la literatura. Según ha explicado el director del grupo de investigación TRIVIUM, Marcin Kazmierczak, frente a la “ruptura radical entre el contenido del relato ficticio y la realidad del hombre” que proponen las tesis imperantes desde el pasado siglo, Carreira regresa a la idea clásica de que “el principal valor de la obra literaria es arrojar luz sobre la conducta humana”, una invocación que la sitúa “contra corriente”.

Pero la aportación de la autora consiste fundamentalmente en que no se ha limitado a un regreso a los cánones interpretativos aristotélicos, sino que “sin complejos, llega a soluciones nuevas con un punto rebelde”. En este sentido, destaca el valor práctico de la obra, que contiene propuestas sobre métodos de evaluación y praxis educativas adecuadas al campo de la formación del carácter. En resumen, aporta “una visión nueva de la literatura que permite devolverle su principal función: la educativa”, ha asegurado Kazmierczak.

Original e impactante

También ha participado en el acto de presentación el rector y miembro de TRIVIUM, Rafael Rodríguez-Ponga. Desde su punto de vista, estamos ante una obra “original e impactante”. A su juicio, el libro tiene la virtud de poner en valor la “utilidad” de la literatura. Una conclusión que emerge de una frase que ha extractado de las páginas finales: “Los cuentos son la manera en que les decimos a los niños que la vida es comprensible”.

El libro de Carreira se inscribe dentro de sus trabajos dentro del grupo de investigación Familia, Educación y Escuela Inclusiva (TRIVIUM), al que recientemente el Ministerio de Ciencia e Innovación ha concedido el proyecto de I+D+i “Fomento de la resiliencia en la educación primaria: innovación y formación continua del profesorado” (ANDREIA).

Fuente de la noticia: aquí.

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *